Manolo Ruiz apuesta por la reacción de sus jugadores

Manolo Ruiz apuesta por la reacción de sus jugadores

| cdelejido

El entrenador del Club Deportivo El Ejido, Manolo Ruiz, apuesta por su vestuario para darle la vuelta a la situación del equipo ante el encuentro del domingo a partir de las 19 horas en Cartagonova. Un partido complicado, pero donde los celestes tienen mucho que ganar y poco que perder, ya que el FC Cartagena es un claro aspirante a jugar la segunda fase de la liga en esta Segunda División B.

Sus primera palabras este viernes en la previa del partido fueron para valorar las declaraciones del presidente de la entidad, Pierre Mevy, que las consideró, “oportunas porque era importante lanzar ese mensaje de cara a la afición de sus intenciones sobre el proyecto y el futuro del club. Es interesante para despejar dudas, certificarlo y me parece perfecto que lo traslade a la afición para transmitir esa continuidad del proyecto y esa ilusión, y que en el club nadie baja los brazos y que creemos en nuestras posibilidades aunque hay que ser realistas porque el domingo recibimos un palo que no esperábamos, pero hay que levantarse y seguir creyendo que es posible y que todos los apoyos y opiniones son interesantes y más del presidente que dijo todo lo que piensa para el futuro de este club”.

Argumentaba el máximo responsable técnico del equipo celeste que el sentir del vestuario es claramente, ” de seguir creyendo en nuestras opciones, nosotros somos los primeros. Entiendo que la afición esté un poco desilusionada por el año que está pasando, es lógico y evidente, porque las cosas no se han hecho todo lo bien que se tenían que haber hecho, pero eso ya es pasado y ahora estamos en la realidad porque ya habrá tiempo para evaluar esos análisis, pero ahora queremos poner toda la intensidad y esa implicación y fe en lo que se está haciendo y como se está trabajando para que tengamos ese golpe de fortuna y que cambien los resultados para que podamos mantener en esta categoría y es verdad que el comienzo del partido nos dejó a todos un poco fríos porque no lo esperábamos, incluso nosotros como cuerpo técnico pero tenemos que seguir y no hay otra. Durante los entrenamientos el equipo está compitiendo bien, pero es verdad que el domingo no dimos la talla, nos estuvimos al nivel de lo que requería el partido. Ante eso, ahora pensamos que hemos perdido una gran oportunidad pero el fútbol nos da otra, y ante eso sí un gran rival en teoría superior, con un gran presupuesto para ser el campeón del grupo, pero en esta categoría con implicación, orden y con esa mentalidad le podemos ganar a cualquiera”.

Del momento que atraviesa el rival al que no le acompañan tampoco las victorias explica que jugar allí, “ahora son frases hechas como está el Cartagena, pero te digo que es de la mejores plantillas, mantienen la estructura de años, jugadores que llevan bastantes temporadas y que siempre dan un gran rendimiento pero que durante la campaña también tienen sus baches, no como nosotros que sufrimos un período bastante largo. Llevan seis partidos que no ganan y se genera esa incertidumbre, pero siguen teniendo ese mismo potencial en su plantilla y por eso nosotros no nos podemos confiar que es un buen momento para jugar en Cartagena, pero eso sí ya no tenemos nada que perder tras perder una oportunidad importante y por tanto tenemos que ir con la ambición de que tenemos que ser superiores a ellos en el aspecto mental y de ganar esos duelos individuales. Si estamos intensos y somos fuertes en esos aspectos tenemos oportunidad de puntuar”.

Sobre las expulsiones que vuelve una jornada más a dejar un jugador fuera de la lista de convocados como a Álvaro González en Cartagena, Manolo Ruiz comenta que, “no conseguimos parar, y eso nos daña como grupo pero no son excusas y no perdimos por eso ni en Granada tampoco. Van entrando los que estaban lesionados, aunque les falta el ritmo de juego pero ya estamos en una situación que no podemos esperar a nadie y tenemos que poner en el campo lo que estén en mejor momento en todos los aspectos y con esa intención vamos a ir a competir el partido y pensar que tenemos que ser mejores y más fuertes que ellos y más contundentes en las dos áreas, tanto en el aspecto defensivo como ofensivo y si tenemos esa claridad porque lo entienden y lo saben, pero durante el partido en algunos momentos no estamos lo concentrados que debiéramos y por ahí nos sorprende el rival. En este caso, cuando juegas contra un equipo de la entidad del Cartagena los jugadores saben que no pueden bajar ese nivel porque saben que en frente tienen a un rival muy potente y en ese sentido estoy convencido de que vamos a competir bien”.

La situación del equipo al margen del rival en este caso, obliga a los ejidenses, “a ganar, y el empate ni nos vale a priori después de perder. Tras el partido veremos si el empate es interesante, pero está claro que hay que ganar y para eso hay que atacar y meter goles pero tampoco vamos a ir a lo loco porque el Cartagena tiene un potencial muy importante, jugadores contrastados en ataque de gran nivel y ahí debe estar el equilibrio de defender bien para ganar, y para eso hay que hacerlo con orden y esa intensidad y ganar los duelos que quizás frente al Don Benito no lo hicimos en esos primeros quince minutos y luego nos pudo la ansiedad y con un juego al que no estamos acostumbrados. A pesar de eso hay que ser optimista, no fue todo negativo y creo que hicimos jugadas combinativas y por cierto con un gol que fue legal, otro dato más en contra que hay que soportar. No son excusas, es fútbol y una veces te viene de cara y otras no nos favorece pero está olvidado ese partido y sabemos que tendremos un gran rival delante y tendremos que dar el 100% cada uno para conseguir ganar el encuentro. Además sabemos que ya no queda margen, porque quedan cinco partidos y hay que sumar para poder llegar al final con opciones y eso lo sabemos. Es así tras perder una oportunidad muy buena el domingo. Tenemos otra oportunidad, se llame como se llame el rival e iremos a sumar y a agarrarnos a esta categoría con esas ganas y esa ilusión y fe que mostró el presidente en la rueda de prensa y que nosotros en la plantilla seguimos manteniendo”.

El equipo celeste ha mantenido sus sesiones habituales durante esta Semana Santa con la incógnita de Jordan Sebban, mientras que por sanción no jugará tras ser expulsado Álvaro González. Por el contrario regresan tanto Tomás como Samu Corral. El sábado realizarán el último entrenamiento ante el choque que será dirigido por el colegiado catalán Josep Subirats Matamoros.