Victoria y firmeza colectiva

Tercer encuentro de la pretemporada este miércoles sobre el césped del Pinatar Arena, con triunfo muy justo y trabajado de un Club Deportivo El Ejido que sigue progresando tras derrotar al UCAM Murcia por 0-2. Los dos tantos se lograron en la segunda mitad, tras sendas acciones a balón parado, el primer tras aprovechar Javilillo el despeje del meta Sergio Díaz del penalti que el mismo capitán celeste lanzó y que fue cometido sobre Velasco (0-1) en el minuto 58.

El definitivo 0-2, llegaría para los ejidenses en el minuto 80. Tomás con la zurda lanza una falta espectacular al travesaño, y tras botar cerca de la línea de gol Abraham cabecea a placer. Los celestes fueron superiores en la segunda parte principalmente, logrando defender con mucho criterio y mostrándose muy firmes y contundentes. En el primer tiempo el UCAM Murcia llevó más la iniciativa, teniendo Isi Ros una clara ocasión ante Aulestia en el minuto 25, pero su vaselina se fue fuera.

Del partido lo negativo  para el equipo de Alberto González fue la lesión del meta Dani Hernández con un pinzamiento en el menisco, volviendo a jugar a partir del minuto 87 Aulestia.

0 UCAM Murcia: Germán (Sergio Díaz, m. 46); Johan, Javi Fernández, Galas, Chema Lorente; Toni Arranz, Javi Rey; Isi Ros, Onwu, Julen Colinas; Titi (Urko Arroyo, m. 39). En la segunda mitad también jugaron Enrico Pepe, Luis Castillo, Mounir Errahaly, Edu Luna, Javier Pedrosa, Vivi, Sergio León, Rodri e Ismael García.

2 CD El Ejido: Aulestia (Dani Hernández, m. 66); Emilio Cubo (Eppy, m. 67), Garrido (Abraham, m. 74), Molo (Adolfo, m. 66), Álex Sánchez (Sergio Sánchez, m. 46), Fermín (Tomás, m. 36); Gabri (Dani Sales, m. 67), Sebban; Velasco (Marcelo, m. 74), Adri Sánchez (Aziz, m. 27); Vicente (Javilillo, m. 46).

Árbitro: Lax Franco del colegio murciano. Amonestó por el UCAM a Javi Fernández (44′), Edu Luna (64′) y Enrico Pepe (69′). Por los ejidenses a Garrido (64′).

Goles: 0-1, m. 58. Javilillo tras el rechace de su penalti. 0-2, m. 80. Abraham.

Estadio: Pinatar Arena en una tarde con buena temperatura. Unos 200 seguidores de ambos equipos. Deportividad en el terreno de juego y en las gradas, a pesar de los lógicos roces en el terreno de juego.