Sólo se pudo empatar

Empate a un gol en el estadio municipal de Santo Domingo, entre el Club Deportivo El Ejido y el San Fernando que no fue el mejor resultado para los celestes porque tuvieron en sus botas la oportunidad de haber ganado, pero Lolo González mandó alto el penalti que pudo poner en ventaja a los ejidenses que se encontraron con un rival muy correoso. Cris Ramos provocó nada más comenzar el partido el derribo de Mango. Penalti que transformó Zamora a los dos minutos, y que tuvo respuesta en una jugada de estrategia a los 13 minutos. Javi Hernández saca la falta al interior del área sobre Velasco que con gran habilidad con el exterior de su pierna derecha supera al meta isleño. Con el 1-1, llegó la gran ocasión tras el penalti cometido por Sergio Noche sobre Samu Corral que reapareció con buenas sensaciones. La pena máxima la lanzó Lolo pero el balón se fue por encima del larguero. Era el minuto 18, y antes del descanso hubo varias ocasiones pero ni Velasco ni Javilillo acertaron. En la segunda mitad, los celestes lo siguieron intentando incluso con diez tras ser expulsado Javilillo por doble amonestación, pero al final reparto de puntos. El próximo sábado a las 15,45 horas nueva cita en esta ocasión ante otro enemigo difícil de batir como es el Granada B.

1 CD El Ejido: Cristian; Emilio Cubo, Arregi, Senah Mango, Javi Hernández; Lolo González, Rodri; Javilillo, Velasco (Gabri, m. 81), Carralero (Echu, m. 62); Samu Corral (Paquito, m. 75).

1 San Fernando CD: David Ramírez; Gabi Ramos, Zamora, Sergio Noche, Juanje Torrejón; Marc Vadillo (Manu Palma, m. 79), Theo; Jacobo, Galindo (Pedro Mariño, m. 85), Javi Casares; Cris Ramos (Edu Maceira, m. 65).

Árbitro: Abraham Domínguez Cervantes del colegio malagueño. Amonestó a los celestes Senah Mango (1′), Echu (75′) y a Javilillo en dos ocasiones (43′ y 65′) que fue expulsado. Por los visitantes a Juanje Torrejón (10′) y Jacobo (89′).

Goles: 0-1, m. 2. Zamora de penalti. 1-1, m. 13. Velasco.

Estadio: Municipal de Santo Domingo ante 1.064 seguidores. La afición animó al equipo en todo momento, y volvió a mostrar su fidelidad a los colores celestes. Algunos jóvenes aficionados ejidenses, lamentan las amenazas e incluso agresiones que sufrieron tras terminar el partido fuera del estadio por unos desconocidos.