Será un gran día

El estadio municipal de Santo Domingo vivirá una jornada memorable e histórica este sábado a partir de las ocho y media de la tarde. Será el cierre a una temporada ante su fiel afición como local  sin precedente y muy difícil de superar, porque no es fácil que una entidad tan humilde y muy limitada en cuanto a recursos económicos haya llegado tan lejos. Sin duda va a ser el colofón a una campaña exitosa, independientemente del resultado final de esta eliminatoria frente al Laredo. El Club Deportivo El Ejido quiere afrontar este partido como un día grande para todo el municipio, aun siendo muy conscientes y responsabilizados que lo mejor está por conseguir en tierras cántabras. La afición y sus distintos colectivos van a poner el resto en la instalación, dando un colorido celeste al acontecimiento deportivo como en las grandes tardes. Por su parte, el equipo que dirige Alberto González intenta aislarse de la euforia del entorno porque saben que una vez llegado a esta tercera eliminatoria no hay nada que perder. Campeonato sobresaliente, al que le falta redondear con nota muy alta para obtener el título de matrícula de honor y con un ascenso a la Segunda División B que ahora mismo es el sueño de muchos ejidenses porque tienen sus opciones, aunque se tiene muy claro a la vez que enfrente van a tener a un rival muy competitivo y preparado para lograr el salto de categoría. Sin duda estamos ante una cita de poder a poder, muy emocionante e intensa.

 

Todos convocados

Y como es lógico, el cuerpo técnico del CD El Ejido no quiere que ningún detalle que afecte a esta eliminatoria y a lo que pueda ocurrir sobre el terreno de juego se quedé sin tratar. Todo cuenta, máxima profesionalidad y el alto grado de concentración es una exigencia. Todos están convocados en el vestuario a las siete de la tarde, donde conocerán los 16 jugadores que afrontarán el choque. El enfrentamiento será dirigido por el murciano Pedro Campoy Candela.

 

El Ejido, 17 de junio del 2.016