Los jugadores de Quique García se juegan el sábado frente al Carmonense un obligado triunfo

No hay alternativa para el primer equipo de fútbol sala masculino del Club Deportivo El Ejido. Se acabó el margen de error, y cada jornada se ven obligados a seguir sumando puntos en este grupo quinto de la Segunda División B. Este sábado y a partir de las seis de la tarde, los jugadores de Quique García reciben en su reencuentro con la competición al Carmonense de Sevilla, con  la necesidad de volver a sumar tres puntos ante sus aficionados.

El partido en el pabellón municipal  de deportes de El Ejido, como los siguientes se presentas muy emocionantes porque los celestes no le han perdido la cara a la liga, aunque este título depende ahora mismo de la Unión África Ceutí, que simplemente se ha aprovechado de la falta de acierto que en  encuentros determinados le han faltado a los ejidenses.

Este choque es muy importante por tanto, pero también lo será el siguiente para aprovechar el descanso del líder. Los celestes jugarán en la pista del también complicado rival del Cádiz Virgili, pero ahora mismo la mente del vestuario está centrada exclusivamente en que el equipo de Carmona no de la sorpresa en tierras ejidenses. Los jugadores están motivados, y aunque no se esperan muchos cambios en la clasificación, ya que los caballas también reciben a otro equipo con problemas clasificatorios como es el Álcala de Guadaira, lo verdaderamente destacable será la consecución de estos tres valiosos puntos.