Máxima expectación

La primera plantilla de Alberto González culminará este viernes con sus sesiones preparatorias ante la auténtica final de este domingo a partir de las 12,30 del mediodía, donde el Club Deportivo El Ejido se juega su clasificación a las eliminatorias de ascenso a la Segunda División B frente al Vélez CF. Desde que la junta directiva y la dirección deportiva del club celeste decidió fijar jornada de puertas abiertas para este decisivo choque, además de una importante campaña publicitaria en las redes sociales como en Twitter con  el hashtag #YoJuego, la expectación ha crecido conforme avanzaba la semana y en consecuencia se espera un ambiente de gala en el estadio municipal de Santo Domingo ante el partido más importante de la historia hasta la fecha. Sin duda, se espera la mejor entrada de la temporada con diferencia, con una afluencia que puede permitir ver por primera vez al CD El Ejido la grada de tribuna del recinto deportivo ejidense repleta de aficionados y ciudadanos.

Equipo motivado

El plantel celeste y cuerpo técnico igualmente no es ajeno a la ilusión que les llega desde el exterior, y por tanto saldrán muy motivados al césped además del recibimiento que les tiene preparados nuevamente las peñas ejidenses. Toda la plantilla esta citada en el vestuario para el domingo dos horas antes de comenzar el partido, donde los jugadores conocerán del entrenador Alberto González la lista de los 16 futbolistas que afrontarán el encuentro. Destacar que vuelven a estar disponibles tras cumplir su partido de sanción, tanto Gabri como Segura, así como David Fernández tras superar unas molestias mientras que el central Admonio está prácticamente descartado debido a un virus. Por su parte, Álex Bautista se pierde el choque después de la quinta tarjeta que le mostraron en Los Villares, aunque las bajas nunca han sido un problema para el equipo ejidense. El club tiene preparado también varios sorteos y animación  para los asistentes. Será dirigido por el colegiado jienense Ángel Munuera Montero.

 

El Ejido, 13 de mayo del 2.016