El equipo femenino de Fútbol Sala cae frente al Roldán

El equipo femenino de fútbol sala del Club Deportivo El Ejido cayó derrotado en la jornada del domingo en el pabellón de Santa María del Águila frente al Roldán, filial del Jimbee Roldán, equipo que milita en Primera Nacional.

Las chicas entrenadas por Nacho Mira salieron muy bien al encuentro y consiguieron pronto ponerse por delante en el marcador. Sin embargo, las visitantes no desaprovecharon un error defensivo de las locales para empatar el encuentro tan solo cuatro minutos después.

Las ejidenses, que llevaban el peso del encuentro y el control del partido, consiguieron volver a ponerse por delante. Las ocasiones se sucedían para las locales pero, un encuentro más, el gol parecía resistirse. Por su parte, las visitantes supieron aprovechar las pocas opciones de las que dispusieron para primero empatar el partido y posteriormente ponerse por delante para marcharse al descanso con un resultado de 2-3.

En la segunda mitad, el dominio local fue incluso mayor y las de Nacho Mira dispusieron de numerosas ocasiones para haber logrado darle la vuelta al marcador y quedarse con los puntos en casa. Sin embargo, el palo, la buena actuación de la guardameta visitante y la falta de puntería en otros momentos generaron un combinado perfecto para privar a las ejidenses de la victoria en casa en un encuentro que finalizó 2-3.

“Creo que ha sido uno de los mejores partidos que hemos jugado durante esta temporada, porque dominamos la mayor parte del tiempo el partido pese a que nos fuimos al descanso 2-3. En la segunda parte, el dominio de las nuestras fue incluso mayor, llegamos mucho a puerta pero sin conseguir batir la portería del Roldán”, explicó el técnico local tras el encuentro.

En esta misma línea, Nacho Mira explicó que “a nivel de juego, estoy contento con la evolución que mostró el equipo, sobre todo en la respuesta de las chicas a los cambios que estamos introduciendo en el juego”.
Las celestes volverán a jugar este próximo fin de semana en casa, en esta ocasión frente al Monachil, con el objetivo de ofrecer un triunfo a la afición y volver a la senda de la victoria.