El equipo femenino de fútbol sala cae por 2-0 frente al Cádiz Polideportivo

El equipo femenino de fútbol sala del Club Deportivo El Ejido, entrenado por Nacho Mira, se marchó ayer de Cádiz con la sensación de haberlo intentando todo, de haber podido obtener los tres puntos y de haber recibido un duro castigo al trabajo realizado. 2-0 finalizó el encuentro frente a un rival que ya en el inicio de temporada dejó fuera de la Copa al conjunto ejidense. Un Cádiz Polideportivo fuerte, trabajado y que en el día de ayer además tuvo la suerte de cara.

El inicio de partido ya fue una demostración de lo que los aficionados iban a presenciar, un encuentro muy disputado, donde situaciones puntuales fueron las que decantaron el marcador a favor de los locales. Pese a que en la primera parte las chicas de Nacho Mira disfrutaron de numerosas ocasiones para anotar, la suerte les dio la espalda, con dos balones al palo y un remate que las gaditanas sacaron justo en la misma línea de gol. Por su parte, el Cádiz anotó, aprovechando el único error del equipo celeste para marcharse al descanso por delante en el electrónico. La segunda parte fue más de lo mismo. El equipo de Nacho Mira subió la presión, pero el balón no quería entrar y ocasión tras ocasión se malograba.

Con el equipo ejidense volcado en ataque jugando con portero-jugador, las de Nacho Mira hacían la quinta falta, permitiendo a las locales disfrutar de un doble penalti a falta de diez segundos para el final, que terminó con el 2-0 definitivo.