El equipo cede terreno y se ve superado por un buen Recreativo

No pudo ser. El Recreativo se mostró superior ante un Club Deportivo El Ejido que inició el partido a merced de los visitantes y que se encontraron con el meta Aulestia protagonizando varias intervenciones. Sin embargo, hasta la recta final del encuentro no lograron anotar el tanto que les daba la victoria por la mínima anotado por Quiles tras un centro desde el carril izquierdo. Conforme avanzaba el choque fueron a más los celestes, pero faltó precisión y la lesión de Alfonso complicó más el choque a los 26 minutos. No era el día de los ejidenses, que vieron demasiadas tarjetas pero al descanso lograron mantener su meta sin goles.

Un punto no era un mal balance por lo visto, pero tras la reanudación insistieron los celestes ante el orden táctico y disciplina del Recre de Salmerón. El equipo se creció y la afición no paró de animar pero cuando parecía que el empate sin goles podría ser el resultado final, llegó el único tanto del partido minutos después de ser derribado Emilio Cubo en el área. El tanto de Quiles resultó decisivo y aunque quiso no pudo el CD El Ejido con el Recreativo. Segunda derrota consecutiva en el estadio de Santo Domingo, y el domingo nuevamente fútbol en El Ejido a partir de las 17 horas con el nuevo horario de otoño enfrentamiento ante el San Fernando.

0 CD El Ejido: Aulestia; Emilio Cubo, Molo (Garrido, m. 46), Sergio Sánchez, Tomás; Sergio Jiménez (Pino, m. 79), Jordan; Javilillo, Jesús Rubio, Alfonso (Carralero, m. 26); Samu Corral.

1 Recreativo: Marc Martínez; Pina, Israel Puerto, Iván González, Diego Jiménez; Tropi, Llorente; Borja Díaz (Traoré, m. 81), Marc Caballé (Quiles, m. 69), Iago Díaz; Caye Quintana (Víctor, m. 89).

Árbitro: Jorge Díaz Escudero del colegio murciano. Amonestó a los celestes Jordan (22′), Tomás (60′), Sergio Sánchez (61′) y Samu Corral (68′). Por los onubenses a Pina (62′), Israel Puerto (69′), Borja Díaz (71′), Víctor (90′) y Traoré (92′).

Gol: 0-1, m. 78. Quiles.

Estadio: Municipal de Santo Domingo ante 1.209 seguidores en una tarde otoñal pero sin lluvia. Antes de comenzar el partido se guardó unos instantes de silencio por la semana trágica en Mallorca por las inundaciones.