El CD El Ejido Futsal espera lograr el ascenso a la Segunda División tras quedar a un paso del campeonato liguero

En el momento que se decretó el Estado de Alarma por el Covid-19, el primer equipo de fútbol sala del Club Deportivo El Ejido que dirige el técnico ilicitano Óscar García Poveda, iba a afrontar en la localidad murciana de Mula frente al Puntarrón el pasado 14 de marzo, un encuentro donde con la victoria habría certificado de forma matemática su campeonato de liga en este grupo quinto de la Segunda División B y aún restarían seis jornadas por disputar.

Con 66 puntos sumados después de haber ganado 22 encuentros y perdido sólo uno, los celestes esperan la decisión de la Real Federación Española de Fútbol para conocer el desenlace de esta campaña 2019-20. Para el primer entrenador del conjunto celeste, “estamos a la espera de lo que decida la RFEF, porque el escenario es bastante complicado debido a la incertidumbre que creo todo esto y es muy difícil actuar. Esto parece que va para largo, y ya antes de terminar los entrenamientos y se decretase el Estado de Alarma ya lo comenté con mis jugadores, y tras hablarlo con mi mujer que es médico ya me estuvo comentando la gravedad de la situación porque hasta que no haya una vacuna para este virus va a ser muy complicado que podamos hacer vida normal. Eso incluye que cuando acabe el confinamiento, podremos ir saliendo gradualmente poco a poco, con mascarillas y que se va a evitar cualquier acto multitudinario, y esto parece que no va a ser fruto de una semana, ni de un mes ni de dos”.

Ante este panorama, el preparador del CD El Ejido Futsal asegura que sus jugadores, “han hecho a nivel deportivo una temporada para enmarcar, muy buena, la cual nos permitía a falta de siete jornadas estar en una disposición cercana a ser campeones de liga y poder disputar el play off. Sin embargo viendo un poco los acontecimientos, hablando con compañeros y viendo lo que dice la Federación de jugar un play off a partido único, pues no se y habrá que esperar porque creo que no se va a poder jugar aunque hay intención pero creo que ni en verano se va a poder, y quizás se lo lleven a septiembre u octubre el play off y creo que tendrán que tomar por tanto decisiones más dástricas”.

En consecuencia Óscar García, tiene muy claro que su equipo, ” evidentemente todo lo que no sea ascender directamente o luchar en el play off no nos valdría después del campeonato que hemos hecho, ya que hemos quedado muy cerca de conseguir el campeonato de liga debido a que llevamos bastante distancia sobre nuestros perseguidores. En consecuencia sólo nos vale ascenso, y por tanto vamos a esperar a ver que pasa y aguantar la situación, pero lo más importante es que todo el mundo este bien, ganarle a este virus y poco a poco volver a la normalidad aunque si es cierto que habrá que adaptarse un poco a las circunstancias y eso conlleva también que tendremos que adecuarnos deportivamente, esperar a ver que dictamina la RFEF que cualquier decisión creo que va a ser complicada porque dejará contentos a algunos y a otros no”.